El odio del pueblo español a España

10 septiembre, 2012

Curiosidades

Es curioso como funcionan los mecanismos de supervivencia del ser humano, cuando nos ocurre un hecho traumático, si el cerebro considera que puede perjudicarnos para seguir viviendo, ese recuerdo se suele eliminar. Para evitar que ocurra el mismo hecho traumático, el recuerdo permanece en el subconsciente y sólo salta de nuevo en determinados casos de riesgo extremo.

Este mecanismo de protección no siempre funciona, y entonces lo llamamos trauma, cuando no dejamos cada cosa en su sitio de forma correcta.

Pero, para que este mecanismo sea realmente efectivo a largo plazo, tendría que pasar de padres a hijos, es lo que llamamos creencias. Las creencias, no se discuten, se inculcan a los niños, y permanece en la mente, ayuda a la evolución natural del ser humano, es lo que nos ha permitido evolucionar, el aprendizaje de nuestros padres y abuelos, sin tener que demostrar de nuevo todo lo que ellos aprendieron.

De esta forma, estos mecanismos de defensa de eliminar lo malo de  la memoria, pero de recordar lo mínimo e imprescindible en el subconsciente y más tarde a transformalos en creencias, permite que un colectivo evolucione, mejore, crezca, etc…

Vamos a España

En España, pasamos por una guerra civil y una fuerte dictadura en sus inicios que después se relajó. Ambos han generado muchas creencias en el pueblo Español, algunas ciertas, pero otras erróneas, como nación hemos decidido eliminar de nuestra memoria lo que realmente ocurrió, en los colegios no se estudia la verdadera historia de España, y es curioso, por que tengo amigos cubanos, marroquíes o franceses que saben más de nuestro páis que nosotros mismos.

Por ejemplo, la creencia de que las guerras trajeron el hambre a España no es del todo cierta, el gobierno Español se dedico a vender alimentos y armamentos a otros países en la primera guerra mundial, lo que permitió acaparar mucho oro, pero agotó los recursos de nuestro país. ¿lo sabías?

Las empresas

Los inicios de la dictadura fueron muy fuertes, eso se grabó para siempre en la memoria colectiva de este país, pero en los últimos años surgieron grandes cambios, nació el “milagro económico español”, y España sirvió de modelo de crecimiento para muchos países de Europa y resto del mundo gracias a un gobierno de tecnócratas.

Pero un crecimiento tan fuerte en tan poco tiempo, tiene su parte mala, y sólo es posible bajo una dictadura. En China, si hay un pueblo en el trazado de una autovia comercial, se mueve el pueblo, no la autovia.

Durante esta época, el pueblo español odiaba a las empresas, que estaban más cerca de los políticos que del pueblo. Ser empresario en época franquista, era como ser de una clase social diferente, con más privilegios, aunque a principios de los 60 se crearon los sindicatos, la dictadura siempre tenía la última palabra.

Llega la democracia

Al llegar la democracia, pasamos muchos años bajo un gobierno de ideología socialista y obrera, lo que llevó al pueblo a odiar aún mas a las empresas, aunque se logró cierta separación entre estado y empresa, pero aún quedaba la banca. Curioso, que a los bancos se les tenía muchísimo respeto, ser director de banco era como ser juez o notario.

La memoria colectiva

Mi hija tiene 12 años, y muchos de sus amigos odian al régimen de Franco y odian las empresas, pero sin embargo, no saben nada de la historia de España ni de empresas, ni les han contado nada sus padres ni lo han estudiado en clase, simplemente, la memoria colectiva transformada en creencias les dice que todo lo que pasó durante la época del franquismo fue malo y que los empresarios son las peores personas del mundo (nuestros nietos dirán eso de los bancos).

Mi hija, que es un poco revolucionaria y que prefiere crearse sus propias ideas, vio entera la serie “cuéntame”, y después se dedicó a preguntar e investigar sobre la historia de España. Ahora ha aprendido muchas más cosas, las que se hicieron mal, las que se hicieron bien, las que no se deberían volver a repetir, ahora sabe por que no hay banderas de España en las casas (menos en la de su abuelo), y ahora tiene una visión diferente del pueblo español.

La memoria colectiva de este país nos hace odiar a las empresas, odiar a la bandera (menos cuando ganamos en fútbol), a odiar al resto de comunidades autónomas, a odiar el producto español, odiar al que tiene más dinero que nosotros, al cura del pueblo, al alcalde, a la cultura, etc….

Si España fuera una persona, cualquier psicólogo le diría que tenemos que superar un trauma, y hasta que lo hagamos, no vamos a poder superar los odios y miedos del pasado.

¿Que opino del régimen franquista?

Todos los extremos son malos y las dictaduras más, pero tenemos que pasar página, tenemos que asumir lo que pasó en la guerra civil y la dictadura, tenemos que aprender de nuestros errores y aprender de aquello que se hizo bien.

 

3 Responses to “El odio del pueblo español a España”

  1. Esteban Says:

    Casualmente también me ha dado por pensar algo parecido estos días. Resulta paradójico proponer el crecimiento económico y la competitividad como soluciones para España, cuando la idea mayoritaria en este país es que las cosas deben ser públicas (así lo expresaron Serrat y Sabina cuando les preguntaron en Argentina por aquel asunto de Repsol) y toda iniciativa debe venir del Estado, porque los empresarios son vistos como especuladores y negreros.

    Me refiero a que todo esto que se supone que es la solución para España se dice con la boca chica, sin creer en ello, por lo que va a cuajar con dificultad, si es que al final ocurre.

    Claro que esto va por zonas. En el País Vasco hay mayor tradición de familias industriales y de respeto por los empresarios. Y así les va, mejor que en otros sitios. Sin embargo en Andalucía, dónde sin embargo también gobiernan los socialistas, no tienen esa tradición (luego no es cuestión de lo que haga o no Patxi López, probablemente).

  2. Cristián Says:

    Nací en Argentina y tengo la doble nacionalidad, llevo unos 10 años viviendo en España, mi primera impresión al llegar aquí fue algo desconcertante, mis compañeros de trabajo ( la mayoria unos vagos ), los “compatriotas” unos listos que dejaban mal parado a la mayoria que venia detras. Luego con el tiempo comprendí que esos “vagos” en realidad estaban acostumbrados a las leyes laborales españolas y yo venía de una “tierra de nadie” donde la costumbre es ponerte la camiseta de la empresa, currar y currar más… No sabía lo que eran las horas extras remuneradas, en mi primer trabajo aquí en España llegue a sacar un sobre sueldo de mas de 1000€ solo con horas extras ( flipe en colores ). Nunca comprendí la mania de llamar negreros a los empresarios, nunca me han exigido que hisera algo gratis en ningún trabajo. Siempre han respetado los dias festivos ( algo que en Argentina rara vez ocurre, ni siquiera sabía sobre los días rojos y más de una vez me presente a currar para encontrarme que la empresa estaba cerrada por fiestas ¿? ). La verdad que me asombra mucho el concepto que hay aquí con respecto a “negreros”. Luego la gente se queja que España va mal, “casí” nadie opta por ponerse la camiseta de la empresa y tirar adelante. Una lastima.

  3. Alejandro Says:

    Pagad bien, respetad a los empleados y currad como debe de ser que el fracaso de una empresa se debe a la directiva no a los empleados y dejaros de chorradas de odios y fantasmas del pasado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies