10 lecciones de marketing de la biblia

16 septiembre, 2012

Curiosidades, Publi/Marketing

Mientras la mayoría de mis compañeros del colegio quisieron hacer la comunión para la fiesta y los regalos, yo decidí informarme antes, así que cogí una Biblia y empecé a leerla, al poco de empezar, dije que no quería hacer la comunión.

Tardé varios años en acabar de leer la Biblia pero después seguí leyendo otras como la mormona, testigos de jehova, etc….

Es interesante observar como es posible encontrar en la religión conceptos como cliente, community manager, monetización, gamificación, etc…Así que hoy, os cuento 10 lecciones de marketing que he aprendido en cada una de las Biblias que he leido.

1. Crea una marca fuerte y un símbolo bien reconocido

Todo el mundo reconoce la Cruz, Buda, la media luna, etc.. todas las religiones han creado una marca fuerte y un símbolo que permite identificarlas rápidamente. Si queremos triunfar en internet, necesitamos que la gente nos recuerde y nos identifique de forma fácil.

Que tu cliente te confunda con tu competencia es algo que no nos podemos permitir, Iñaki Arrola, CEO de Coches.com, decía en twitter: “Nuestra mejor campaña de marketing en Madrid la ha lanzado Coches.net”, cuando Coches.net dedico un esfuerzo enorme en Madrid con grandes carteles, las visitas de Coches.com (su competidor) se dispararon.

2. Crea una manual corporativo

La Biblia, el Corán, son manuales corporativos, define como hay que trabajar, como hay que atender a los clientes, como conservar un modelo de negocio sólido. Es importante que todo el mundo tenga la misma visión de la empresa, tanto empleados, como inversores, como clientes, pero si esto está escrito y bien explicado es mucho mejor.

3. Cuenta una historia

Las historias son fáciles de recordar y se entienden mucho mejor. Es la base de toda religión, y debe ser la base de nuestro negocio, tenemos que llegar a la mente de nuestro público objetivo con una historia. Por que puedes estar de acuerdo o no con la religión cristiana, pero seguro que celebras la navidad, una historia sencilla con unos grandes valores que ha permanecido a lo largo del tiempo.

4. Instrucciones sencilla y claras

Todas las religiones tienen unos mandamientos muy claros y diferenciados, permiten al cliente tener una visión clara y sencilla de lo que tiene que hacer.

Los modelos de negocios complejos, en los que el usuario no sabe lo que tiene que hacer, no llegan a funcionar.

5. Define los modelos de ingresos sencillos para la mayoría de los clientes y complejos para unos pocos

Todas las religiones tienen unos modelos de negocios muy sencillos al principio: micropagos y donaciones, y después otros modelos más complejos con aquellos clientes más fieles y/o con más poder adquisitivo.

6. Escucha a tu cliente

Una de las cosas más importantes que tienen todas la religiones, es que saben escuchar. Tienen un contacto directo con todos sus clientes, lo cual les permite establecer unas estrategias de marketing adecuadas a cada situación y segmento de población.

El feedback constante de nuestros clientes, nos ayudará a crear relaciones sólidas y duraderas.

7. Dale a tu cliente lo que necesita

Como consecuencia de escuchar al cliente, podemos ofrecerle lo que necesita, modificar nuestra oferta y nuestro discurso a las necesidades que tienen. Es mucho más fácil conseguir clientes y fidelizarlos cuando ellos reciben lo que necesita.

Si vamos a una misa de cualquier pueblo pequeño, veremos que el discurso está adaptado a los feligreses, a su situación económica y social.

8. Busca evangelizadores

La mejor forma de crecer y captar el número máximo de clientes es buscar evangelizadores cualificados, si tenemos un buen manual corporativo, una historia, y unas instrucciones claras y sencillas, podremos conseguirlo. Aunque lo más importante es intentar que nuestros clientes se sientan bien evangelizando y que tengan la necesidad de hacerlo. Un claro ejemplo los seguidores de Apple.

9. Crea una web con una experiencia única

Entrar en una iglesia o una catedral es una experiencia única, y el acceso es libre, sin restricciones, seas o no de esa religión. Es lo que permitió a la iglesia católica captar clientes durante siglos, siempre eran bienvenidos, siempre había algo de ayuda para todo el mundo, aunque no fuera de esa religión.

Tenemos que diseñar nuestra web como una experiencia única, pero no sólo para nuestro cliente, tenemos que permitir que los clientes en potencia puedan ver como es nuestra iglesia.

10. Gamificación

Establece unos objetivos, unos premios basados en como interactúan tus usuarios, hay que cumplir con los mandamientos, ir a misa, confesarse una vez a la semana, etc…. para ir al cielo, es gamificación pura.

 

13 Responses to “10 lecciones de marketing de la biblia”

  1. Luis Says:

    Juan, estás chocheando…

  2. Rafael V Says:

    Recomendación: extiende el punto de la gamificación. Hay mucho que contar ahí.

  3. orientadorweb Says:

    Juan nunca lo hubiera asociado, pero si en la mayoría de los puntos estoy de acuerdo en otros como “escucha a tu cliente” y “dale a tu cliente lo que necesita”, creo que hace tiempo dejaron de escuchar, pero el resto es una pura estrategia de socialmedia marketing, gracias un saludo.

  4. antonio martín morín Says:

    Si es que ya está todo inventado… 😉

  5. Conchi Says:

    Hola Juan
    Me he interesado por este post y he querido curiosearlo. La verdad es que aunque no soy muy creyente, el paralelismo que has hecho con la religión está muy bien, y es todo un ejercicio creativo.
    Me ha llamado la atención el punto 9, poco se habla de una buena experiencia web, y estoy totalmente de acuerdo contigo. De hecho como agencia creativa es justo lo que hemos hecho con nuestra propia página web, te invito a hacer un viaje en ella, el jueves que es cuando la relanzamos http://www.puntochiccomunicacion.com
    Hasta la próxima

  6. Samuel Says:

    En mi caso soy creyente y, aunque no estoy del todo de acuerdo con tus conclusiones, debo reconocer que lo de tomarte tu tiempo en conocer lo que es la religión cristiana en vez de pasar sin más por las ceremonias como hace casi todo el mundo es elogiable.

  7. chaveli Says:

    ¡Qué gran simplificación! se me cortocircuitan las neuronas.
    Los teólogos católicos hablan de la Economía de la Salvación (http://arvo.net/escritos-arvo/la-economia-divina-bajo-sospecha/gmx-niv845-con17450.htm), pero no tiene nada que ver con la “marca fuerte” del dólar, sino las reglas por las que se rige la administración del inmenso tesoro de gracias adquirido por Jesucristo mediante su encarnación, vida, pasión, muerte y resurrección, para la salvación eterna de las mujeres y los hombres todos.
    Si yo fuera atea y pensara que la Iglesia Católica no tiene “nada que ofrecer” porque ni Dios existe ni las personas tenemos alma, me preguntaría por qué los católicos “pagan” por nada. Más aún cuando el único mandamiento que tienen es “Ayudar a la Iglesia en sus necesidades”, algo tan vago y sin policía que les persiga. Y no sólo eso, sino que se imponen una manera de vivir que no es precisamente fácil.
    Un buen ejercicio sería encontrar una empresa que no ofrezca nada, que pida donativos voluntarios por nada y que exija a sus clientes un modo de vida. Hacerles una web y ver si consiguen millones de clientes. Esto o hacer el ejercicio de pensar ¿y si hay algo más?

    • JuanMacias Says:

      ¿Empresas que no “venden” al usuario medio? Twitter, Instagram, Google, Facebook 😉

  8. Assirvadam GIL Montemayor Says:

    Gracias!!! por cierto, Necesito un estimado para un software y espero contenga los 10 mandamientos! o no, digo las 10 lecciones!

  9. Manuel Rincón Says:

    Muy bueno…!!!

  10. Goouse Says:

    Interesante, tomamos nota!
    Gracias.

  11. Antonio Peña Says:

    Estimado Sr. Juan: Alguna vez leí en la biblia un párrafo donde se hace referencia a lo que el cliente espera del proveedor, y más o menos decía que el cliente siempre intenta ganar algo del proveedor. No es textual la cita pero para mí dejó muy en claro que el cliente quiere algo más por el dinero intercambiado. Bien pues lo leí un día y nunca más lo encontré de nuevo. Usted sabe de esta cita, Le ruego que si la conoce me indique cual es el libro capítulo y versículo. Gracias Anticipadas por su respuesta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies