Mi opinión sobre la reforma laboral

11 febrero, 2012

Negocios

De verdad, no entiendo a toda esa gente que piensa que los empresarios hemos descorchado una botella de champan al bajar la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días, parece como si todos los empresarios estuviéramos deseosos de despedir a todo el mundo, pero no se dan cuenta de que despedir tiene un coste altísimo para un empresa al igual que contratar de nuevo a alguien, ningún empresario despide por gusto, no es una práctica habitual.

Entiendo que la persona que acaba de ser despedida (he pasado por ese mal trago una vez), se sienta mal, realmente destrozada, al igual que sus amigos y familiares en ese momento ven al empresario como el más malo del mundo, pero esto no es así, y lo aprendes cuando estás al otro lado.

Antes de nada, deberíamos distinguir entre buenos y malos empresarios. Los malos son esos que tienen empresas que se sustentan en modelos de negocio anticuados, que no tienen una gestión optima, modelos y negocios nada competitivos que están a punto de desaparecer en este nuevo modelo económico que se está forjando. Por otro lado, los empresarios buenos, son los que quieren optimizar los recursos, los que saben, que un trabajador comprometido e ilusionado con su puesto de trabajo es mucho más competitivo y productivo, esos que saben que hay que innovar.

¿Por que se despide a un trabajador?

Empecemos por una pregunta que puede parecer tonta, pero no lo es. Son varios los motivos que hace que un empresario despida a un trabajador, y me gustaría analizar alguno de ellos.

El trabajador no es competitivo

Puede sonar “duro”, pero es la verdad, si hay otra persona más competitiva capaz de realizar ese mismo puesto de trabajo, el empresario puede optar por despedirlo y contratar a otro. Esta práctica mueve el mercado laboral y activa la economía, pero también puede ser vista como una forma de bajar los sueldos y “esclavizar”.

Si una empresa decide cambiar a un empleado que lleva trabajando 4 años por otro que cobra un 20% menos, la operación no le sale rentable a la empresa hasta pasado 4 años, como comprenderéis esta opción no es aceptable para cualquier empresario “bueno”.

Otra cosa es que el trabajador no sea competitivo debido a su formación, o su capacidad de trabajo, su dedicación ,etc… entonces está claro que hay que renovar, hay que tener los mejores empleados posibles.

A todos los que consideran esta práctica como una forma de explotar al trabajador, les hago una pregunta: Cuando vais a comprar a un supermercado ¿Vais a uno que paga un sueldo justo a sus trabajadores y respeta la jornada laboral, o vais al más barato, ese que tiene a las cajeras trabajando 12 horas y pagando 7? Por que es muy fácil quejarse del empresario, pero a la hora de comprar y gastar preferimos lo barato, el chino de la esquina, el super con las mejores ofertas, sin importar como trata a sus empleados. Si vamos a “meternos” con los empresarios, seamos coherentes y compremos en tiendas de barrio, en negocios Made In Spain, en aquellos que respetan márgenes y no explotan al canal de venta ¿a que no lo hacéis?¿a que no mola?

Por otro lado, si “obligamos” a los trabajadores a ser más competitivos para conservar su puesto de trabajo, es bueno para la empresa, es bueno para el trabajador que tendrá mejores opciones en el futuro y es bueno para la economía del país. Un país apoltronado, acostumbrado a vivir de subvenciones, ayudas y subsidios no es bueno, es hora de ponerse las pilas y salir a luchar, que aquí parece que la gente sólo está dispuesta a luchar cuando juega su equipo los domingos.

El trabajador no es adecuado para el puesto de trabajo

Hay casos, en los que el trabajador no es válido para el puesto de trabajo, o simplemente está haciendo daño a la empresa: robando, llegando tarde, tratando mal a los clientes, a los compañeros de trabajo, etc…

Esta claro que en estos casos hay que despedir y la ley actual permite un realizar despido procedente, pero en la práctica este despido procedente casi no existe, si el trabajador reclama en la mayoría de los casos gana el juicio, he visto empresas quebrar por culpa de un empleado que les estaba robando, la empresa tuvo que pagar 40.000€ de indemnizaciones cuando estaban en plena crisis, 15 personas se fueron al paro. Conozco a gente que se ha presentado en un juicio por despido con una prueba falsa, y el juez la ha aceptado!!! el trabajador siempre tiene la razón… es alucinante.

Pero hay empresarios buenos, y a veces tontos, que en lugar de despedir de forma procedente a un trabajador que te está haciendo perder dinero, por los años trabajados decide pagarle algo de dinero, para que se vaya con dignidad, y después el trabajador alega que estaba bajo los efectos de medicamente y no sabía lo que firmaba…. cosas de la ley. Cosas que me pasan por “bueno”.

Realmente la empresa va mal y no pueden pagar los sueldos

Hay muchas empresas que han visto reducidos drásticamente sus ingresos y no tienen más remedio que acudir a recortes en sus gastos fijos, como pueden ser los empleados. El otro día leía un artículo sobre una empresa internacional, habían despedido a la mitad de la plantilla en USA, en Alemania habían reducido la plantilla un 25% y habían reducido la jornada laboral otro 25%, es España, directamente cerraron, entre sindicatos, convenios y huelgas, no les salía rentable mantener la empresa abierta. ¿Es preferible 100 empleados a la calle o que queden 75 con jornada reducida?

En Italia, Fiat lanzo una consulta a sus trabajadores, o cerraba o bajaba los sueldos y pagaba complementos por productividad. Casi la mita de la plantilla votó para que la empresa cerrara, preferían estar en paro que cobrar según su productividad.

Cuando una empresa realmente va mal, hay que flexibilizar el despido, lo que no tiene sentido es que se mantengan en nómina a los más veteranos de la empresa, simplemente por el hecho de que el despido cueste más, independientemente de si son buenos o malos. He visto empresas despedir a sus mejores ingenieros, por que eran los más baratos de despedir. La empresa cerró al poco tiempo, el personal que se quedó en la empresa no tenía ni capacidad ni conocimiento para seguir dando respuesta a las necesidades de los clientes que tenian.

Tipos de contratos

Lo voy a decir claro y me vais a perdonar la expresión, pero me “tocan los cojones” los tipos de contrato, ahora como empresario y antes como empleado. Para muchos empleados el pasar a un contrato indefinido es como si hubiera aprobado una oposición, se relajan, dejan de ser competitivos por que ya “son de otra elite”. Es como si su puesto de trabajo estuviera asegurado.

No lo entiendo, es clasificar a los empleados en dos grupos, ¿los buenos y los malos? Estamos en una economía cambiante, compleja, yo he tenido que despedir a alguien por que no podía hacerle más prorrogas y no quería hacerlo fijo, no tiene ningún sentido!!!

Otro de los problemas con los tipos de contrato, es el contrato a tiempo parcial. En nuestra empresa por ejemplo, durante todo el año mantenemos algunos puestos a media jornada, hemos preferido dar empleo a 3 personas que explotar a una en jornada completa. Cuando tenemos una punta de trabajo, el contrato a tiempo parcial no permite horas extras!!! no tienen ningún sentido. Los contratos no están orientados a las necesidades de la nueva economía, competitiva, con grandes fluctuaciones.

Si no puedes pagar sueldos altos es que eres un mal empresario

Mucha gente se ha quejado de mi como empresario en mi blog, me dicen que si no puedo pagar sueldos altos es por que soy un mal empresario y tengo un modelo de negocio que no funciona. Que los modelos de negocio que funcionan bien, permiten pagar sueldos altos.

Tengo que admitirlo, es verdad, cuando empecé era un pésimo empresario, no tenía ni idea, esto me ha llevado a pagar menos a quien debía, a pagar más al que no debía, y me ha obligado a despedir y contratar erróneamente. Si yo hubiera tenido el suficiente conocimiento de gestión empresarial habría hecho las cosas de una manera mucho más inteligente, habría seleccionado mejor a mis empleados y probablemente les habría pagado mucho mejor.

Pero… ¿Es mejor quedarse en casita esperando a que “papa estado” nos solucione la vida? o ¿Es mejor intentarlo, aprender, mejorar, e intentar crear algo que poco a poco pueda generar riqueza y empleo?

El otro día la gente se sorprendía que en plena crisis estemos aumentando la plantilla y subiendo sueldos… pues el efecto de haber trabajado duro durante estos años, al mismo tiempo que la empresa crece, que los empleados apuestan y trabajando duro para la empresa, yo me intereso por ellos y hago lo posible dentro de los márgenes que nos deja el panorama económico actual.

Movilidad, tecnología y teletrabajo

Hay puestos de trabajo en los que se paga diez veces más en Barcelona que en Cádiz, la diferencias de salarios está por encima de la diferencia del nivel de vida, aunque en Barcelona el nivel de vida es más alto, no justifica sueldos 10 veces más altos. Pero es la ley de oferta y demanda.

Lo que no se entiende en España es la poca movilidad geográfica que tenemos, muy pocos jóvenes se plantean cambiar de residencia para acceder a un mercado laboral más favorable, no estamos acostumbrados y esto está generando esta diferencia salarial y social.

Pero esta diferencia entre norte y sur, no sólo se refleja en salarios. Al no existir prácticamente demanda en el sur, la formación y especialización es mucho menor. En ciudades como Barcelona y Madrid puedes encontrar a jóvenes de menos de 30 años que ya han trabajado en varias Start-ups o en alguna consultora importante, han aprendido varios lenguajes de programación, base de datos, etc…

El año pasado hicimos un proceso de selección para un puesto de programador, de 100 curriculum que nos enviaron, sólo 5 habían trabajado con BBDD, y sólo uno de ellos sabía lo que era una transacción en base de datos. Desesperante, aquí la gente se niega en trabajar en consultoras (por que explotan al trabajador), se niegan a trabajar si el salario no es el de Madrid o Barcelona, no entienden que ni hay mercado ni están preparados.

Si solucionamos el problema de la especialización, si aplicamos las nuevas tecnologías y el teletrabajo, la diferencia salarial se reducirá y el paro se nivelará en todo el país.

Pero… no he hablado de la reforma laboral

Y de hecho, no voy a hablar de ella, no he tirado cohetes por que ahora puedo despedir más barato ni por que pueda bajar sueldos, lo único que me interesa ahora mismo es crecer, vender, que los empleados reciban lo que es justo, que crezcan al mismo tiempo que lo hace la empresa, que se sientan parte de un proyecto en el que forman un papel muy importante.

Estoy seguro de que habrá empresarios haciendo números, reuniéndose con sus asesores para ver como aprovechan la nueva reforma para ahorrar dinero, pero de verdad, no creo que haya muchos de “los buenos” que estén pensando actualmente en despedir o bajar sueldos. Los que son “malos empresarios” si lo estarán, pero estos, no durarán mucho, morirán pronto, esa no es la forma de ser competitivos.