La importancia de la velocidad de una tienda online

22 Noviembre, 2011

Negocios, Tecnología

El ser humano es curioso, la gente se compra coches que corren a 250km/h cuando no pueden pasar de 120km/h, se compran TVs cada vez más grandes, ordenadores más potentes, la hamburguesa triple…. Vivimos en una sociedad en la que el status social se mide a menudo por conceptos cuantitativos como el tamaño y la velocidad, pero eso ha existido siempre, desde la prehistoria el más fuerte o el mas grande era el cabecilla de la tribu, es algo innato en nuestros genes, la necesidad de ser más y tener más.

Psicología

La percepción de la velocidad es decremental, es decir, lo que hoy nos parece rápido, mañana nos parecerá lento, por eso cambiamos constantemente de ordenador, de móvil, de coche,  para ir más rápido.

A parte de esto, hay dos formas de percibir la velocidad, de forma consciente, cuando decimos … esto es muy lento, y otra inconsciente, cuando nuestra mente sabe que pasa algo raro, que no esa velocidad no es normal. Se percibe algo de forma consciente cuando realmente es lento, y de forma inconsciente cuando el cambio es mínimo.

Si hablamos de tecnología, cuando un sistema es lento, la percepción inconsciente, nos hace pensar que estamos esperando a la máquina, que ella manda, ella dice cuando tenemos que hacer las cosas, es una sensación de que has perdido. Cuando enciendes el decodificador de imagenio o canal+ y tienes que esperar un minuto a que encienda, el decodificar manda, te dice que te esperes, no puedes ver la TV hasta que el quiera. Pero cuando un sistema es rápido y responde a tus ordenes, es una sensación de victoria, este aparato hace lo que yo le pido.

Esta misma sensación de victoria o perdida es la que se tiene en un coche malo o un coche bueno. Un coche bueno responde al volante, responde al acelerador, a los frenos, con un coche malo, cuando aceleras, internamente piensas vamos, vamos, tu puedes…., pero el coche no responde, hemos perdido, somos unos perdedores al volante.

El impacto en el proceso de compra

La velocidad de una tienda online juega un factor psicológico importante, si el usuario tuviera que elegir entre dos tiendas, una lenta y una rápida, en igualdad de condiciones elegiría la rápida, y si llega a elegir la lenta, el grado interno de satisfacción en la compra es menor, es algo como pensar no he tenido más remedio que comprar aquí, soy un perdedor.

Por cada segundo adicional que tarda una tienda online en cargar se van perdiendo clientes, la satisfacción disminuye, y desaparece la posibilidad de fidelización. Las grandes empresas de eCommerce invierten grandes cantidades de dinero por aumentar la velocidad en una milésima de segundo, por que saben que se traduce en ventas, por que es rentable. Sin embargo, las pequeñas tiendas online se contentan con tiempos de carga de más de 5 segundos, perdiendo clientes, dañando su marca, todo por ahorrar unos euros en una mala configuración del servidor, por no invertir en un buen hosting, por no tener un software optimizado.

Hay un buen artículo de KissMetric explicando esto y os recomiendo que lo leáis.

El impacto en la publicidad

El rendimiento es un factor que Google Adwords tiene en cuenta para determinar la calidad de la página, y por lo tanto afecta al coste publicitario. Google Adwords dará preferencia a aquellos anunciantes con mejores páginas, con mejor contenido, con mejor conversión, y le asigna un mayor coste publicitario a aquellas páginas con menor “Quality Score”.

Google nos rebajó el Quality Score en 3 puntos en algunas páginas que tardaban más de 3 segundos en cargar, cuando lo hemos solucionado, nos ha devuelto el Quality Score, esto supone muchísimo dinero al año, al aumentar la velocidad hemos reducido el CPC en un 30%, es para pensarlo.

El impacto en el posicionamiento

Google avisó hace dos años que el rendimiento sería un factor a tener en cuenta en el posicionamiento, pero es un factor poco relevante, para que una web se vea afectada por este factor tiene que ser realmente lenta. Pero hay una excepción, si dos tiendas online están “empatadas” en posicionamiento, la más rápida aparecerá primera, si tenéis una web con un baile de posiciones entre el primero o segundo, el ser más rápido puede ser la diferencia entre recibir la mayor parte del tráfico o contentarte con las sobras.

El impacto en los costes de alojamiento

Una web ligera, rápida, optimizada, es más barata de alojar y mantener, y por tanto a menudo más fácil de escalar. Comparando lo que nosotros pagamos al años el alojamiento con otras webs con rendimiento similar y mismo número de visitas, estamos pagando 20.000€ menos al año, aunque hemos tenido que invertir en programación, pero al final sale rentable y por cierto.. se crea empleo.

¿Obsesión por el rendimiento?

Me dicen en Twitter que estoy obsesionado por el rendimiento, que no es un factor tan importante ¿de verdad pensáis que no es importante? Quizás está obsesión venga de cuando los servidores eran 100 veces más lento y con 100 veces menos memoria y teníamos que soportar miles de usuarios conectados, pero yo creo que todo lo que sea apostar por ser mejor que tus competidores, por ofrecer una gran experiencia de uso al visitante, y reducir costes es bueno, muy bueno.

 

, , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR